El Sindicato de Estudiantes se une a la querella argentina por los alumnos asesinados en la dictadura

Comentario en el periódico Público a esta noticia.
Cada día se ve con más claridad que la trama que dice apoyar la Querella Argentina lo que está haciendo, en realidad, es desvirtuar ésta ante la opinión pública y tratar de ningunear el terrible genocidio que supuso la instauración de una dictadura fascista en España, en pro de otros intereses ligados al último franquismo.

Parece que en el afán por intentar encabezar y dirigir las justas demandas de los familiares de las víctimas, siempre hay quien no duda en sobredimensionar sus propias vivencias e, incluso, inventarse un pasado novelado (supongo que no es necesario que recuerde algún caso destapado hace años de especial trascendencia).

Todo esto, si se quedara en el ámbito privado o en los pequeños círculos de influencia de estas personas no supondría problema alguno, pero el altavoz que les ofrece Público sistemáticamente lo convierte en un insulto y un agravio a los cientos de miles de víctimas y a sus familias.

Yo también viví los últimos años de la dictadura y en el colegio nos obligaban a cantar el cara al sol, nos daban hostias consagradas y sin consagrar y nos vejaban de mil maneras. Recuerdo incluso a un alumno que llegó a perder un ojo de una bofetada mal dada. Sé que podría extrapolar estos datos y dar una idea brutal de aquel régimen de terror. Es más podría sumarse a la Querella la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio Nacional Ramiro Ledesma Ramos con buenos argumentos. Pero ¿es ese el sentido de esta lucha? ¿No se me caería la cara de vergüenza si tratara de protagonizar esta querella por genocidio? Eso sí, tendría la excusa perfecta para conocer Buenos Aires.

En cualquier caso, como veo que a ceAQUA, y por lo tanto a Público, se le están acabando ya las ideas para seguir con el despiste y el olvido de las víctimas que originalmente dieron sentido a este proceso, les propongo más colectivos afectados por la dictadura y sus prácticas homicidas que estarían encantados de personarse ante la juez Servini:

– Víctimas del accidente ferroviario de Torre del Bierzo (1944). La censura franquista redujo la cifra a 78, pero estudios recientes sitúan ésta entre 500 y 800 muertos.
– Víctimas de San Rafael (1969). Las 58 personas muertas no pudieron ver como Franco perdonaba al constructor Jesús Gil por los defectos que causaron el derrumbamiento del edificio.
– Víctimas de Ribadelago (1959). Los defectos en la construcción de una presa franquista en Sanabria deja 144 muertos.

Y si fuera necesario sumar más apoyos a la Querella, hay más muertos achacables a la dictadura. Pero ya más adelante, si eso…

http://www.publico.es/especiales/memoriapublica/476966/el-sindicato-de-estudiantes-se-une-a-la-querella-argentina-por-los-alumnos-asesinados-en-la-dictadura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s