Togas argentinas contra la impunidad franquista

Testimonios como este se acumulan en la mesa de María Servini de Cubría, la juez argentina que instruye la querella 4591-10, en la que se investigan los crímenes contra la humanidad ejecutados por el franquismo a lo largo de los 40 años de dictadura.
Buena parte de los testimonios aportados a la causa coinciden en las primeras líneas relatando cómo esas personas se iban involucrando en la lucha contra la dictadura sumándose a ETA. El que precede estas líneas es de la viuda de la viuda de Manuel Laspiur, Miren Arrate Ibargutxi. Y también muchos de ellos, cuando se produce la escisión entre ETA V y ETA VI, deciden abandonar la lucha armada y continuar por vías pacíficas. Fue el caso de Andoni Arrizabalaga, que acabó militando en la Liga Comunista Revolucionaria (LKI en el País Vasco) hasta que un alúd se lo llevó por delante un mal día de 1984 en el Mont Blanc. Tenía 29 años y todo Ondarroa se salió a la calle para despedirle. Sonó Itziarren semea. Y se cantó La Internacional y el Eusko Gudariak.
http://www.eldiario.es/norte/euskadi/Franquismo-juez_Servini-Ley_de_Amnistia-Garzon-Goldatu_0_179182677.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s