(Documento presentado al Consulado argentino en Madrid)1

Habida cuenta de la notificación de 11 de abril de 2013 que hemos recibido del Juzgado Nacional Federal en lo Criminal y Correccional Nº1, a cargo de la doctora María Romilda Servini de Cubría, a través de nuestros abogados, doctores Máximo Castex y Ricardo Huñis, en Buenos Aires, y Carlos Slepoy y Ana Messuti, en Madrid, en la que se resuelve recibir nuestra declaración testimonial en la causa “NN s/ genocidio…”nos presentamos al Consulado argentino en Madrid, en la fecha y hora indicada.

La ansiedad y las expectativas que han supuesto para nosotros presentarnos como testimonios en esta causa son indescriptibles. Sin embargo, estábamos dispuestos a hacerlo, superando los aspectos más dolorosos e imbuidos de enorme entusiasmo. Decenas de años hemos esperado a que un Tribunal de justicia nos escuche.

En muchas ocasiones se ofrece apoyo psicológico a las víctimas de este tipo de crímenes a la hora de prestar declaración… En esta ocasión, ni siquiera se nos ha notificado que se aplazarían nuestras declaraciones. Nuestros abogados no han recibido ninguna notificación oficial a ese respecto.

Vemos, una vez más, vulnerados nuestros derechos como víctimas. Una vez más se violan las normas internacionales que establecen la necesidad de protegernos.

Nos remitimos, para no citar más que una, a la “Declaración sobre los principios fundamentales de justicia para las víctimas de delitos y del abuso de poder”, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 40/34 de 29 de noviembre de 1985. Dice: “Se facilitará la adecuación de los procedimientos judiciales y administrativos a las necesidades de las víctimas (párrafo 6); en el apartado d) de dicho párrafo dice: “Adoptando medidas para minimizar las molestias causadas a las víctimas…”, y en el apartado e): “Evitando demoras innecesarias en las resolución de las causas…”.

Innecesario es describir todas las molestias que nos ha causado desplazarnos de otras ciudades, solicitar permisos en el trabajo, sin referirnos al costo emotivo ya referido, que supone la preparación para este tipo de declaraciones, agravado considerablemente por su frustración.
1 Se registro en el consulado, firmado por Pablo Mayoral, Merçona Puig y Fausto Canales, querellantes citados por la jueza Servini de Cubría el día 25.04.2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s